El rol del marketing cultural

El marketing es por esencia misma una herramienta de difusión que permite otorgarle a los proyectos propuestos por las organizaciones e instituciones una mayor exposición y consecuentemente se espera una mayor asistencia. El marketing cultural se enfoca en el análisis e investigación estratégica del público asistente, asimismo que la planificación de medios de comunicación y objetivos de la misma.

Existe una gran cantidad de rechazo ante el concepto de tratar la cultura como un concepto de mercado, pero la realidad es que es importante verlo como un tipo de producto con el fin de entender su capacidad y sus necesidades frente al publico.

El marketing como nos lo han demostrado agencias como SUBE agencia de marketing digital, ya no solo se basa en mandar mensajes de venta unidireccionales; sino en cambio se busca generar una comunicación y una relación entre el cliente y la marca que no solo facilite la propagación del mensaje, pero a su vez refuerce los valores e ideales de la persona.

Cuando visualizamos la cultura en el mercado como un producto, entendemos que existe un target que va a consumir aquello que le estamos ofertando.

Este target o publico objetivo tiene características únicas en cuanto a su genero, ingresos, edad y escolaridad que afecta la manera en que se relaciona con la información que se le da y sus hábitos de consumo.

Y al igual que en todo mercado existe una competencia, productos que acatan al mismo mercado que tú y otros pueden emplearse como sustitutos de lo que ofertas.

La comunicación, por lo tanto, debe ser especializada y pensada en favor de los intereses del publico, no solo debe captar su atención sino debe retenerlos. Esto es un aspecto esencial si aspiramos que un mayor porcentaje de personas consuman cultura.